La UE reforzará la ayuda a los países vecinos de Afganistán para intentar que el flujo de refugiados se quede en la zona

0
5

Alemania advierte que no se pueden repetir los flujos que provocó la guerra siria en 2015 

La Unión Europea celebrará este martes una reunión de emergencia del Consejo de ministros de Asuntos Exteriores para analizar la situación en Afganistán y sus posibles consecuencias para la seguridad del club comunitario.

La prioridad de Bruselas en estos momentos es reforzar el apoyo a los países de la zona donde se teme que se produzca una llegada masiva de refugiados tras una lucha por el poder que ha provocado el desplazamiento interno de más de 400.000 personas. Alemania, el país que en 2020 concedió asilo a un mayor número de afganos, ya ha dejado claro que la UE no puede ser el destino de unos flujos migratorios que, al menos al principio, afectará a los países fronterizos con Afganistán. 

La reunión de ministros europeos Exteriores llega después de que 25 de los 27 socios de la Unión (todos salvo Hungría y Bulgaria) hayan suscrito una declaración junto a otros países (EE UU, entre ellos) en la que señalan que “los ciudadanos afganos e internacionales que deseen marcharse [de Afganistán] deben ser autorizados a hacerlo” y piden que se mantengan abiertos los aeropuertos y los cruces fronterizos con terceros países. El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, también ha pedido este lunes que “debe ofrecerse silo a aquellos que corran peligro de persecución”. 

La UE, sin embargo, no parece dispuesta a asumir el coste una crisis migratoria que ha sido provocada por la decisión de EE UU de retirarse de la misión en Afganistán. La consigna en Berlín es que no se puede repetir la crisis migratoria que sufrió la UE en 2015, cuando la llegada de más de un millón de refugiados huyendo de la guerra de Siria provocó el cierre de fronteras entre numerosos países de la zona Schengen y estuvo a punto de costarle el puesto a la canciller alemana, Angela Merkel, por mantener abiertas las fronteras de su país. 

Campaña electoral alemana 

A solo seis semanas de las elecciones en Alemania que marcarán el final de la era Merkel, el aspirante conservador a sustituirla, Amin Laschet, ha dejado claro este lunes que la UE debe mantenerse a resguardo de la crisis migratoria en ciernes. Laschet admitió que la cuestión afgana se convertirá en un tema de la campaña de las elecciones parlamentarias alemanas para la votación del 26 de septiembre, pero no aclaró cuáles serían las consecuencias para el Gobierno. “Después de la evacuación será necesario un análisis crudo de los errores en Alemania con los socios de la Alianza y dentro de la comunidad internacional”, dijo Laschet. El también presidente de la CDU calificó la retirada de las tropas occidentales de Afganistán como “la mayor debacle para la OTAN desde su creación”. Fuente. elpais.com/

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here