LA IMAGENOLOGÍA EN LA DETECCIÓN DE LA HEPATITIS

0
111
Middle-aged man holding his lightened with red right side, suffering from liver pain, grey studio background, copy space. Sad man having hepatitis, rubbing his right side. Liver diseases concept

En el marco del mes mundial contra esta enfermedad

La Hepatitis es la inflamación del hígado que puede deberse a múltiples
causas, y puede afectar su adecuado funcionamiento. La viral es más común,
dentro de ellas la causada por el virus A y el virus E son transmitidas por
alimentos o agua contaminados.

La hepatitis por los virus B, C y D se transmiten a través del contacto
con la sangre de una persona enferma. Se estima que el 57% de los casos de
cirrosis hepática y el 78% de los casos de cáncer primario de hígado son
causados ​​por los virus de la hepatitis B y C.  Son responsables de altos niveles
de morbilidad y mortalidad en todo el mundo.

Dentro de las causas no virales tenemos la hepatitis alcohólica causada
por el consumo excesivo de alcohol que dar origen a una patología irreversible
como lo es la cirrosis hepática.

Otras causas de origen no alcohólico son: la hepatitis de origen
autoinmune, el abuso en la ingesta de ciertos medicamentos, el hígado graso
que produce una esteatohepatitis hepática no alcohólico (acumulación excesiva
de grasa en las células del hígado en personas que consumen nada o poco
alcohol), entre otras.

El hígado graso puede afectar hasta un  20 por ciento de personas
adultas y casi 5 por ciento de niños, siendo la obesidad  la causa más común
de esta patología. Debido a la relevancia del tema debido a que representa un
importante problema de salud pública se ha designado el 28 de julio como el
Día Mundial contra la Hepatitis.

El Hígado, la vesícula biliar y las vías biliares pueden presentar muchas
alteraciones desde procesos inflamatorios agudos o  crónicos tales como la
hepatitis y otro tipo de infecciones distintas a los virus. También pueden causar
inflamación aguda el uso indiscriminado de ciertos medicamentos.

Explica la Dra. Norma Pedreañez, médico radiólogo “Los métodos de
diagnóstico por imágenes son una herramienta útil en la detección de las
patologías del hígado y vías biliares porque la ecografía es el estudio de
elección inicial que permite detectar la presencia de inflamación en el hígado,
que en la actualidad incluye la evaluación mediante elastografía que es un
método que valora la rigidez del hígado y permite evaluar lesiones en este.

Con la ecografía también se valora la  presencia de lesiones tumorales,  abscesos
hepáticos, la presencia de cirrosis hepática y permite diagnosticar la presencia
de litiasis en la vesícula biliar o en los conductos biliares, entre otras”.

En cuanto a las enfermedades de la vesícula biliar una de las más
comúnmente conocidas por su frecuencia es la presencia de litiasis vesicular
que llamamos cálculos o piedras en la vesícula. De suma importancia ya que

en muchas ocasiones estás litiasis pueden inflamar la vesícula y causar una
colecistitis aguda siendo esto una complicación que refiere actuar de inmediato.

También esas llamadas “piedritas” pueden viajar hacia las vías biliares
hasta el conducto cístico y  al conducto colédoco causando obstrucción de las
vías biliares y las consecuencias, incluso pudieran causar pancreatitis aguda
que es una inflamación del páncreas.

“En ciertos casos la resonancia magnética con efecto colangiográfico
permite evaluar por ejemplo ciertas litiasis que hayan migrado a la vía biliar y
pudieran no ser detectadas con la ecografía. En el caso de la presencia de
tumores o abscesos hepáticos generalmente el estudio inicial es la ecografía
siendo esta complementada con tomografía o resonancia magnética de
abdomen” asevera Pedreáñez.

Si desea conocer mucho más sobre este tema visite las redes
sociales @Dra.normapedrenez.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here