New York.- El presentador de noticias Telemundo 47 de la ciudad de New York, Luis Gómez, murió tras luchar contra un cáncer que le segó la vida a destiempo.

Gómez, de 40 años, antes de morir grabo varios reportajes, en los que hablaba de su enfermedad. Uno de estos, hecho recientemente expresaba que las medicinas, ya no les estaban haciendo ningún efecto.

Llantos, dolor y tristeza ha causado en la clase periodística hispana y en la comunidad latina, el deceso del profesional del periodismo.

La cadena Telemundo difundió este domingo el último reportaje que en vida grabó Gómez, donde con su propia voz describió la incertidumbre de su vida, refiriendo: “solo un milagro de Dios, me mantendría con vida”.