Organización de Osceola continúa su labor en beneficio de las familias de la Florida Central

0
21

En vísperas de Navidad, el Osceola Council on Aging está muy solicitado. La necesidad es mucha y esta organización de base comunitaria se enfoca en proveer ayuda a las familias con un cuidado especial en los adultos mayores. Y es que este 24 de diciembre es un día festivo que se ha vuelto una tradición para muchos ancianitos, que para no celebrar solos cuentan con un centro de reunión. Por eso ya preparan la próxima gran celebración anual navideña y sirven comidas festivas desde 1971, año en que abrió por primera vez en el Condado de Osceola.

Blanca Santiago, de 70 años, llega todos los martes y jueves a socializar con sus compañeros. Ella explica que es un programa “maravilloso” que ayuda muchísimo. “Jugamos bingo, compartimos, nos traen comida y es divino. Yo vengo desde hace dos años y me siento acompañada, más cuando hacen fiestas, nos sentimos muy bien, contentas y felices. Si no hubiera programas como este estaría sola en mi casa, triste y con depresiones”, dice la veterana que vive en Lake Side, Kissimmee.

Osceola Council on Aging es la organización de servicios sociales más grande del Condado Osceola. Su nombre es relacionado con las personas de edad avanzada, pero también ayuda a jóvenes a continuar sus estudios y a familias de escasos recursos a encontrar vivienda costeable. Tiene 34 programas disponibles para personas jóvenes y mayores en el Condado de Osceola.

Las oficinas administrativas operan el programa ‘Meals on Wheels’ que consiste en entregar miles de comidas cada semana a adultos mayores, incluyendo un festejo especial para los días navideños. Y a los jóvenes les pagan la matrícula para escuelas privadas que enseñan carreras relacionadas con fabricación, tecnología informática y componentes de aviones.

En un día regular los adultos de la tercera edad, la mayoría de entre 70 y 80 años, se reúnen en las instalaciones principales del Centro, donde socializan y comen alimentos calientes. Además se pueden ver con amigos y disfrutar de actividades recreativas y sociales.

Beneficiada de los servicios es Iris González, de 78 años y originaria de Bayamón Puerto Rico. “Si yo no tuviera este centro me la pasaría en casa metida porque tengo hijos pero trabajan y me quedo solita. Aquí gozamos y pasamos un rato alegre. Las muchachas que trabajan aquí son muy buenas”, aseguró la puertorriqueña, quien vive en Buena Ventura Lakes, Kissimmee.

Carmen Carrasquillo, directora de Operaciones del Osceola Council on Aging, explica cómo es manejar 34 programas en un solo lugar: “Nosotros somos especiales porque aquí tenemos todo en un lugar, yo lo llamo ‘One stop shop’ donde tenemos de todo. Damos compra dos veces a la semana de 1 pm a 3:30 pm, manejamos cinco complejos donde viven retirados e incapacitados y tenemos un centro para personas mayores donde les damos comida caliente y actividades entretenidas”, explicó.

Carrasquillo tiene más de 20 años con el Osceola Council on Aging. Aunque al principio dice que fue difícil encontrar un trabajo, ya que estaba “sobrecalificada”, comenzó como voluntaria. Nacida en Puerto Rico y criada en Nueva York, estudió salud mental y educación y por muchos años fue maestra. Cuando llegó a Florida Central, ella y Roberto Guevara, “el primer latino en ser elegido comisionado de Osceola”, implementaron el primer programa para hispanos en Kissimmee enfocándose en la familia y los jóvenes.

Y hace poco este Consejo implementó un nuevo programa llamado ‘HomeSharing’ que ayuda a las personas mayores a encontrar un compañero de cuarto de manera segura y confiable. Este programa ayuda a esos adultos que quieren suplementar su ingreso y a otros que buscan una renta razonable.  El programa se encarga de conectar a personas afines y sentar las bases para una convivencia sin conflictos ni problemas para ninguna de las dos partes. Y es que regularmente los retirados cobran el Seguro Social o la discapacidad entre $750 y $800 al mes y les puede ser difícil encontrar vivienda en ese rango de precio. Y para los dueños de vivienda es una opción viable que les permite complementar sus ingresos.

Entre los programas más importantes que ofrece este Consejo figura la asistencia de emergencia que proveer dinero a familias de bajos recursos para pagar la luz o el agua. También ayuda a la restauración de casas de personas con bajos ingresos, ofrece guardería para adultos que sufren de Alzheimer o están incapacitados y ofrecen canasta de comida para familias necesitadas y transportación para los ancianos.

Carrasquillo apela al buen corazón de la comunidad, porque no obstante que tienen bastante para dar a los que menos tienen su ayuda sigue siendo necesaria. “Es bien importante para las navidades tener juguetes para los niños de familias necesitadas y regalos para las personas mayores, así que agradecemos la ayuda que nos puedan dar”, aseguró la directora de operaciones de la organización. Fuente: laprensafl.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here